miércoles, 16 de febrero de 2011

Modelos de estudio del Funcionamiento Ocupacional

 1.  Modelo de desempeño ocupacional
Proporciona un sistema conceptual unificado, consistente y flexible para la práctica de la terapia ocupacional en discapacitados físicos, que permite el uso de diferentes teorías, marcos de referencias y modelos, dentro de su estructura.
El individuo requiere una serie de capacidades mínimas para desarrollar sus roles vitales dentro de la sociedad de forma satisfactoria y adecuada, teniendo en cuenta la edad, la cultura y el entorno en el que desarrolla su vida.
Describe las competencias profesionales y el contenido del proceso de terapia ocupacional a partir de tres conceptos clave: las áreas de desempeño, los componentes del desempeño y los contextos del desempeño.
Este modelo dice que la gente se esfuerza para alcanzar los sentimientos de satisfacción con el sentido de auto-eficacia y autoestima. Ambos se derivan de estar a cargo y ser competente en las funciones de la propia vida. La competencia está relacionada en parte con la satisfacción.
Áreas de desempeño ocupacional:
·         Actividades de la vida diaria:
1.  Aseo personal
2.  Higiene oral
3.  Baño/ducha
4.  Higiene WC para orinar y defecar
5.  Cuidado de enseres personales
6.  Vestido
7.  Comida y alimentación
8.  Rutina medicamentosa
9.  Mantenimiento de la Salud
10.         Socialización
11.         Comunicación funcional
12.         Movilidad funcional
13.         Movilidad en la comunidad
14.         Respuesta de emergencias
15.         Expresión sexual
·         Actividades domésticas y productivas:
1.  Organización del hogar
a.  Cuidado de la ropa
b.  Limpieza
c.  Preparación de comidas y limpieza
d.  Compras
e.  Gestión del dinero
f.  Mantenimiento de la casa
g.  Procedimientos de seguridad
2.  Cuidados de otros
3.  Actividades educativas
4.  Actividades vocacionales
a.  Exploración vocacional
b.  Adquisición de empleo
c.  Desempeño del trabajo o empleo
d.  Planificación de la jubilación
e.  Participación en el voluntariado
Componentes de desempeño:
·         Componentes sensitivomotores:
1)  Sensoriales:
a.  Reconocimiento/conciencia sensorial
b.  Procesamiento sensorial
c.  Procesamiento perceptivo
2)  Neuromusculares
a.  Reflejos
b.  Grado de movilidad
c.  Tono muscular
d.  Fuerza
e.  Resistencia
f.  Control postural
g.  Alineación postural
h.  Integridad de los tejidos blandos
3)  Motores
a.  Coordinación gruesa
b.  Cruce de la línea media
c.  Lateralidad
d.  Integración bilateral
e.  Control motriz
f.  Praxias
g.  Coordinación/Destreza motora fina
h.  Integración visomotriz
i.  Control oromotriz
·         Integración cognitiva y componentes cognitivos:
1)  Nivel de conciencia
2)  Orientación
3)  Reconocimiento
4)  Capacidad de atención
5)  Iniciación de la actividad
6)  Terminación de la actividad
7)  Memoria
8)  Secuenciación
9)  Clasificación
10)         Formación de conceptos
11)         Operaciones especiales
12)         Resolución de problemas
13)         Aprendizaje
14)         Generalización
·         Destrezas psicosociales
1)  Psicológico
a.  Valores
b.  Intereses
c.  Autoconcepto
2)  Sociales
a.  Ejecución del rol
b.  Conducta social
c.  Destrezas interpersonales
d.  Autoexpresión
3)  Autoorganización
a.  Habilidades de lucha
b.  Organización del tiempo
c.  Autocontrol
Contextos de desempeño:
a.  Aspectos temporales
1.  Cronológicos
2.  Desarrollo
3.  Ciclo vital
4.  Estado de discapacidad
b.  Entorno:
1.  Físico
2.  Social
3.  Cultural

El modelo del funcionamiento ocupacional afirma que la capacidad de llevar a cabo una de las funciones y actividades de la vida diaria depende de las habilidades básicas y la capacidad (por ejemplo, fuerza, percepción…). Esto supone que la organización jerárquica de menor nivel de capacidad y habilidades, está relacionada con un funcionamiento de alto nivel. Esta organización ha sido el apoyo preliminar de un estudio de pacientes con lesión de la médula espinal (Dijkers, 1999). La relación entre los niveles es fuerte tanto en el extremo inferior del modelo y en el extremo superior, pero existe una relación múltiple entre los niveles inferiores del modelo y los niveles más altos de funcionamiento.
Cuando se altera una capacidad o habilidad, la disfunción ocupacional no se produce de forma automática (Rogers y Holm, 1994; Rondinelli et al., 1997). Se pueden ajustar otras capacidades y habilidades de forma adaptativa para permitir el logro de la actividad.
La última hipótesis de este modelo dice que el funcionamiento ocupacional satisfactorio se produce sólo dentro de las limitaciones ambientales y del contexto particular de la persona.


2.  Modelo de funcionamiento ocupacional
Es un modelo conceptual que guía la evaluación y la intervención del terapeuta ocupacional en casos de disfunción secundaria a enfermedades, trastornos y lesiones físicas. Los supuestos básicos del modelo son:
·         Para que una persona desempeñe satisfactoriamente sus roles vitales, es necesario que sea capaz de realizar las tareas que, en su opinión, integren ese rol.
·         Las tareas están compuestas de actividades, las cuales son péquelas unidades de conducta.
·         Para ser capaz de realizar una actividad, la persona debe poseer ciertas habilidades sensitivomotoras, perceptivas, cognitivas, emocionales y sociales.
·         La destreza se desarrolla a partir de las capacidades que la persona ha ido adquiriendo mediante el aprendizaje y la maduración.
·         Estas capacidades desarrolladas dependen de otras capacidades de primer nivel, que derivan, a su vez, de la dotación genética de la persona o sustrato orgánico.


3.  Modelo canadiense de desempeño ocupacional (práctica centrada en el cliente)
Concibe al hombre como un ser que necesita estar ocupado, lo que supone la adquisición de muchas formas de actividad, normas y roles, que van a tener un efecto crucial sobre la calidad de vida.
Conceptualiza a las personas como seres espirituales, con capacidad para determinar, elegir y participar en ocupaciones en su entorno habitual. El potencial del ser humano le permite elegir, organizar e implicarse en ocupaciones significativas que le procuran satisfacción. Así mismo, a través de la consecución del equilibrio ocupacional, la persona puede expresarse y desarrollarse como ser único. Considera que las experiencias sociales y culturales son aspectos subjetivos de suma importancia en el desarrollo vital de un sujeto.
Tiene un visión holística de la persona en la que ésta es considerada un todo que adquiere sentido su relación con el entorno humano y no humano (físico, psíquico, sociocultural y espiritual). Estos componentes interactúan de forma circular, situando a la persona en un sistema dentro de otros sistemas, con los cuales se relaciona. La esencia del funcionamiento saludable estaría en la integración equilibrada de estos cuatro componentes y de las relaciones y compromiso del individuo con los aspectos físicos, sociales y culturales del entono en el que el individuo desarrolla su vida. Así, las dimensiones del rendimiento ocupacional vienen determinadas por lo que experimenta, piensa y hace.
El modelo canadiense define ocupación como:
“La ocupación hace referencia al conjunto de actividades y tareas de la vida cotidiana a las cuales lo individuos y las diferentes culturas dan un nombre, una estructura, un valor y un significado. La ocupación comprende todo aquello que hace una persona para cuidado de ella misma (cuidado personal), divertirse (ocio) y contribuir a la construcción social y económica de la colectividad (productividad)”
La ocupación posibilita organizar el comportamiento, regir el tiempo (a lo largo del día de la vida), expresar y asumir la identidad personal, sentirse partícipe de la sociedad, alcanzar objetivos significativos personales o culturales; favorece el sentimiento de control de la realidad; organiza la materia y el espacio, y puede constituirse en una fuente de recursos.
Este modelo tiene la característica diferencial de ser un abordaje fuertemente basado en el cliente. Esto supone, a nivel práctico que:
a.  La planificación del programa debe estar basada en la autoevaluación de las necesidades del cliente.
b.  Debe implicarse al sujeto en el establecimiento de objetivos y en el diseño e implantación del plan.
c.  Se debe tener en cuenta el entorno en el que el logro de los objetivos es significativo.
d.  Se debe indicar el plan específico de intervención y sus enlaces con otras intervenciones.
El proceso de intervención ocupacional centrado en el cliente consta de los siguientes puntos:
a.  Definición del problema
b.  Ponderación del problema
c.  Puntuación del problema
d.  Reevaluación
e.  Seguimiento
El MCDO facilita el reconocimiento de los problemas y el establecimiento de las prioridades terapéuticas y puede ser utilizado como un amplio abanico de pacientes con disfunciones en cualquiera de las áreas de desempeño o de los componentes, y con una amplia perspectiva, holística e individual.

4.  Modelo de toma de decisiones (Modificado de Schwartz, 1995)
En el modelo de toma de decisiones, en el que tenemos que realizarnos una seria de preguntas para determinar el modo de presentación de la información.
  •  ¿Están alteradas las habilidades básicas de un paciente?
  • ¿Qué funciones cognitivas muestran un rendimiento deficitario?
  •    ¿Cómo influyen estos déficit en otros componentes ocupacionales y viceversa?

Y con otras preguntas determinaremos el tipo de estrategia más adecuada:
·         ¿Pueden ser estimuladas o reentrenadas las habilidades o funciones deficitarias?
·         ¿Es suficiente un programa de estimulación?
·         ¿El abordaje más adecuado es la remediación?
·         ¿Es preciso realizar un abordaje compensador?

5.  Modelo del déficit cognitivo (Allen, Earhart y blue, 1992)
El modelo del déficit cognitivo está basado en la teoría de la discapacidad cognitiva, que refleja la incapacidad del individuo para procesar la información necesaria para llevar a cabo las actividades cotidianas de manera segura.
La discapacidad está causada por una situación médica que restringe la manera de operar del cerebro.
La teoría de la discapacidad cognitiva está relacionada con el aprendizaje.  Cuando el aprendizaje está bloqueado o restringido por un proceso patológico, la capacidad del individuo para realizar las actividades manera segura está también mermada. Esta teoría intenta describir tales dificultades o restricciones aunque su objetivo principal es identificar las capacidades conservadas. Estas últimas son las habilidades que el terapeuta intentará explotar en la práctica para ayudar a las personas con dificultades para adaptarse a su discapacidad.
Un individuo se adapta a una discapacidad durante el proceso de hacer una actividad. Para participar en las actividades el individuo debe procesar la información a través del sistema sensitivomotor (medio de aprendizaje).
Allen establece 6 niveles cognitivos que se subdividen a su vez en modos (del 0 al 9) lo que ofrece un total de 52 modelos de ejecución o modos de realización que van en la escala de 0,9 al 6,0 cada uno de los cuales es una “patrón de conducta o de resolución de problema”

Niveles  cognitivos de Allen

0 Coma
1 Acciones automáticas
2 Acciones posturales
3 Acciones manuales
4 Acciones dirigidas a un objetivo
5 Acciones exploratorias
6 Acciones planeadas


Las intervenciones a cada nivel proporcionan apoyo y estimulación ambiental para maximizar las capacidades funcionales, disminuir la confusión y posibilitar a la persona el mantener un sentido de competencia o valía a pesar de que pueda haber deterioros significativos
La mayor aportación del modelo es el esfuerzo que ha hecho para analizar todas las AVD de acuerdo con los niveles establecidos, pudiendo con ello elaborar un plan de atención y cuidados ajustado a las necesidades individuales del paciente, siempre en colaboración con la familia y/o cuidadores.
a través de una serie de niveles, actividades y acciones, analiza, selecciona y adapta la actividad. Explica cómo nivelar las actividades en función de la actividad cognitiva de la persona.

6.  Modelos cognitivo-perceptual (Toglia, 1998)
En este modelo se evalúa el ambiente, al individuo y la tarea pero es fundamental el estudio de la tarea.  Este modelo se desarrolla a partir de pacientes con daño cerebral adquirido, traumatismos craneoencefálico, tumores cerebrales o personas con accidente cerebro vascular por lo que este modelo se centra en lo cognitivo de la persona.
Ambiente: Se tiene en cuenta la interacción social (qué/cuántas personas realizan la tarea junto al paciente. A mayor personas, mayor complejidad de la tarea). También se tiene en cuenta la cultura, el contexto, la familiaridad (cuando una persona está familiarizada con la tarea rinde mejor pues ya tiene las competencias adquiridas y se facilita la actividad) y previsibilidad.
El ambiente debe ser facilitador de la tarea, sin la posibilidad de errores. Por ejemplo, cuando una persona con daño cerebral adquirido aprende un movimiento erróneo, no lo puede eliminar (patrón patológico). Se debe aprender sin errores.
Individuo: Se tiene en cuenta cómo procesa la información el individuo, su comportamiento, las estrategias que utiliza para realizar la actividad (es importante conocer las estrategias que utiliza el paciente, si son o no útiles, y qué estrategias debería aprender), la metacognición (Pensamiento que tiene uno mismo sobre su propia cognición. Esto facilita o entorpece a la hora de la realización de actividades pues si una persona cree que tiene buenas destrezas motoras finas logrará tener un buen rendimiento a la hora de realizar la tarea que si piensa que no las tiene) y las características individuales de la persona.
Las características individuales de la persona se pueden dividir en:
·         Motivación: Intrínseca o extrínsecamente.
·         Conocimiento de las emociones.
·         Personalidad: La búsqueda de sensaciones nuevas influye en la elección de la actividad.
·         Experiencia: Su historia de aprendizaje.
Tarea: En la elección de la tarea se debe tener en cuenta la cantidad de información que aporta la tarea, la complejidad de la tarea, la familiaridad con la tarea (La velocidad de procesamiento es más rápida si la persona está familiarizada con la tarea), la disposición de los elementos en el espacio y por último la cantidad de movimientos que se deben realizar en la tarea (Deben tenerse en cuenta por si la persona que la va a realizar tiene una afectación motriz grave)

7. Modelo de la clasificación internacional del funcionamiento, discapacidad y de la salud (CIF)
El CIF es el Modelo de la Clasificación Internacional del Funcionamiento Ocupacional, Discapacidad y de la Salud. Este modelo dice que las condiciones de salud se definen a través de la función o estructura y la participación y observando eso, veremos si hay limitación o no en la actividad. En esto también influyen los factores contextuales, ambientales y personales. La CIF clasifica la salud, pero no es una herramienta de evaluación, solo proporciona un perfil sobre el funcionamiento, la discapacidad y la salud de la persona. 

8.  Modelo de la recapitulación de la ontogénesis
Modelo relacionado principalmente con el campo de la salud mental. El objetivo es ahondar en los factores relacionales y psicológicos de la ocupación humana y aporta una visión evolutiva considerando las diferencias que hay en las distintas etapas de la vida.
Mossey considera que se producirá una disfunción ocupacional cuando haya una alteración en el proceso de aprendizaje, ya sea debido a un problema de maduración que provoque un desarrollo anómalo o debido a factores ambientales, falta de estimulación adecuada, etc., que provoquen el retardo en el desarrollo de las habilidades adaptativas.
Recapitulación significa “volver” a capitular, a realizar un conjunto de aspectos que previamente han sido desarrollados, con lo que se vislumbra el enfoque evolutivo del modelo.
Ontogénesis quiere decir que todos los seres humanos siguen una serie de etapas en su desarrollo normal, y cuando éste se ve alterado, el curso del mismo no se realiza de forma adecuada.
Según el abordaje de este modelo es posible llegar a un desarrollo psicosocial normal, analizando y desarrollando las distintas habilidades del sujeto, volviendo a recorrer el curso evolutivo.
Las habilidades que se diferencian en este modelo son:
·         Habilidades de integración sensorial
·         Habilidades cognitivas
·         Habilidades de integración diádica
·         Habilidades de interacción grupal
·         Habilidades de autoidentificación
·         Habilidades de identidad sexual
Según este modelo habrá una disfunción cuando haya una falta o carencia de habilidades dependiendo de la edad cronológica. De esta forma, se puede establecer un “perfil adaptativo” sobre la adquisición y desarrollo de las distintas habilidades, que sirve para orientar la intervención y abordaje o “proceso de cambio”.
Existen tres postulados generales para el proceso de cambio:
1)  Las destrezas o habilidades adaptativas se adquieren participando en distintos entornos o contextos que faciliten el crecimiento o desarrollo.
2)  El proceso de cambio continuará hasta que el paciente haya perfeccionado todas las subhabilidades que son apropiadas para su edad.
3)  La percepción de la necesidad de perfeccionarse sirve como fuerza motivacional y reguladora en el desarrollo de las habilidades adaptativas.

AOTA
“It is nor a taxonomy, theory, or modelo of ocupacional therapy and therefore must be used in conjunción with the knowlege and evidence relevant to occupation and occupational therapy”.                      

La AOTA se apoya en todas las personas que necesitan ser capaces o desarrollar destrezas para involucrarse en las ocupaciones que necesitan y eligen, para crecer a través de lo que uno hace, y experimentar independencia o interdependencia, igualdad, participación, seguridad, salud y bienestar.
También dice que La T.O. se fundó por entender que involucrarse en ocupaciones (complejas y multidimensionales. Centrales para la identidad del cliente, dan sentido y significado e influyen en la toma de decisiones) estructura la vida diaria y contribuye a la salud y bienestar.
Se dirige a los aspectos físicos y subjetivos (emocionales y psicológicos).

Los elementos de competencia de la TO según la AOTA son: Rendimiento en las áreas de ocupación (AVD, AIVD, descanso y sueño, educación, trabajo, juego, ocio, participación social), destrezas para la ejecución (motoras, sensoriales, regulación emocional, cognitivas, comunicativas), patrones de ejecución (persona, organización, población), contexto (cultural, personal, temporal, virtual, físico, social), demandas de la actividad (objetos, demandas del espacio, secuenciación, etc.) y factores de la persona (valores, creencias y espiritualidad*).
*La espiritualidad: Son preguntas que se hace uno mismo del por qué de las cosas, del sentido de las cosas. NO tiene que ver con lo religioso necesariamente pero puede influir.
Las áreas de la ocupación según la AOTA son:
Las áreas de la ocupación son:
Áreas Básicas de la Vida Diaria: cuidado de uno mismo, son universales, biológicas, comer (mano, cuchara) alimentarse (poder prepararlo), movimiento funcional (bipedestación), higiene (acicalarse, peinarse, afeitarse), actividad sexual (expresión sexual, poder realizar el acto sexual a nivel motriz)...
Áreas Instrumentales de la Vida Diaria: interacción con el entorno físico y social, requiere destrezas cognitivas y psicosociales. El cuidado de la salud (o poder llamar a emergencias) o celebraciones religiosas, cuidado del hogar (uso de la cocina)...
Descanso y Sueño: dormir, saber preparar el entorno para dormir, el no dormir nos afecta ocupacionalmente.
Educación: ya sea reglada o no, selección de diferentes actividades, intereses ocupacionales a nivel educativo vocacional.
Trabajo: destrezas desarrolladas para poder realizar  un trabajo. También se tiene en cuenta la remuneración económica.
Juego: tener las destrezas para la participación en el juego.
Ocio
Participación Social

1 comentario: